¿Qué es la Libertad Financiera?

La Libertad Financiera es el estado financiero en el que, mediante una combinación de ahorro e ingresos pasivos, eres libre para decidir qué hacer con tu tiempo, teniendo una sólida base financiera que te permite tener el tipo de vida que hayas definido.

Los ingresos pasivos

Los ingresos pasivos son flujos de dinero que recibes de forma periódica sin la necesidad de un trabajo exhaustivo sobre el bien o producto que produce el flujo. El trabajo, exhaustivo, generalmente se realiza con anterioridad a percibir rentas, y una vez realizado, es suficiente con un mantenimiento que variará en dedicación en función de la opción elegida. No obstante, cualquier estructura que proporcione dinero necesita, como mínimo, seguimiento.

Otra definición de ingreso pasivo es la renta periódica que se percibe por una inversión llevada a cabo.

Un ejemplo de ingreso pasivo son los dividendos por las acciones que se tienen en posesión. Cumple la característica de recibir una cantidad de dinero cada cierto tiempo (los dividendos), tras un trabajo inicial (la selección apropiada de la empresa en la que se va a participar), y sin la necesidad de un trabajo recurrente sobre la propiedad que genera los flujos (los dividendos se perciben sin la necesidad de un trabajo constante sobre las acciones, basta con un seguimiento).

No es ingreso pasivo la plusvalía percibida por la compra-venta de acciones. En este caso se trata de especulación (compra-venta con la finalidad de obtener una ganancia patrimonial). Aunque puede cumplir la condición de ganancia recurrente, no cumple la definición de pasividad, puesto que se necesita tu presencia constante para producir un ingreso. No es un ingreso pasivo aquel por el que tienes trabajar de forma constante sobre tu propiedad para que se produzca, ni tampoco lo es un ingreso esporádico, como el percibido por un premio de la lotería.

Un ingreso pasivo es una inversión y por lo tanto requiere un análisis exhaustivo de rentabilidad.

Especular es comprar y vender algo con la intención de obtener una ganancia y, por lo tanto, requiere un análisis del mercado así como de precios.



Para alcanzar la Libertad Financiera he comentado que se combina el ahorro y la inversión, si bien, es importante incluir en la ecuación a la especulación, ya que una práctica de compra-venta adecuada que proporcione liquidez de forma acelerada te permitirá invertir mayores cantidades y obtener rendimientos mayores. Por tanto, lo ideal es alternar la especulación, con el ahorro y la inversión.

El umbral mínimo de Libertad Financiera lo define tu gasto medio actual. Si gastas 1 500€ de media al mes, la Libertad Financiera en tu caso se alcanzaría cuando seas capaz de tener una estructura que soporte esos 1 500€ al mes el resto de tu vida sin la necesidad de un trabajo de 40 horas a la semana por tu parte. Para aislar el concepto que quiero transmitir no se tiene en cuenta ninguna variable macro o micro que afecte al dinero con el paso del tiempo, como por ejemplo la inflación. En tal caso, necesitarías disponer de unos ahorros suficientes que te permitieran gastar 1 500€ cada mes el resto de tu vida, o de una renta vitalicia de 1 500€ mensuales. O la combinación de ambos. Por tanto, consiste en fabricar tu propia renta vitalicia de 1 500€ mensuales. Si has leído hasta aquí tu mente estará imaginando «¿cómo?», si bien, primero hay que definir bien «¿qué?».

Por tanto:

Disminuye tu gasto, ahorra, invierte y especula.

Antes de continuar, ¿cómo es tu salud financiera?

salud financiera



Una vez alcanzada, eres libre para trabajar por placer y no por obligación, o para decidir no trabajar. Para alcanzar este punto de equilibrio, necesitarás  conocimiento que iré compartiendo contigo, de manera que seas capaz, una vez recibido, de implementar tu propio sistema económico en tu vida. Generar muchos activos, idealmente ingresos pasivos. Claro que para llegar a ese estado, pasarás por puntos intermedios hasta trascender la economía, de manera que adquirirás independencia para enfocar tu energía y tu tiempo donde tú decidas.

El camino es muy largo no olvides la siguiente frase:

En tu camino hacia la Libertad Financiera nunca confundas la suerte con la sabiduría.

Cuando inviertes, debes hacerlo de manera que con seguridad alcanzarás la rentabilidad prevista.

Para cuantificar el punto del camino de Libertad Financiera en el que te encuentras, he diseñado una ecuación que indica el número de años que tienes de Libertad Financiera, es decir, el número de años que podrías vivir manteniendo tu nivel de vida actual en el caso de que mañana dejarás de trabajar. Para ello he construido la fórmula siguiente, que he bautizado como Fórmula Esmeralda y cuyo resultado es el número de años mencionado:

Calcula los años de libertad financiera:

Si tus ingresos pasivos mensuales son superiores a lo que gastas al mes, es porque ya eres libre financieramente, por lo que el resultado te dará negativo. En cualquier otro caso, como decía, obtendrás los años de libertad financiera que tienes si mañana dejaras tu trabajo habitual.

Por tanto, tienes dos herramientas para avanzar hacia la Libertad Financiera que puedes combinar, aumentar tu ahorros y conseguir ingresos pasivos. Si bien, existe una tercera acción que puedes llevar a cabo para acelerar el ascenso a este estado, y es reducir tus gastos mensuales. Al hacerlo, ocurren tres cosas principales:

  1. Tienes más dinero que puedes dedicar al ahorro.
  2. Tienes más dinero que puedes dedicar a la inversión.
  3. Es más fácil llegar al nuevo nivel de gasto a través del ahorro y los ingresos pasivos, ya que el umbral de Libertad Financiera es un importe más bajo al haber reducido tu nivel de gasto.

La base es dominar el arte del ahorro, para invertir y especular con parte de lo ahorrado. Las inversiones producirán los ingresos pasivos y las especulaciones producirán ganancias procedentes de la compra-venta. Cuando tus ingresos pasivos superen o igualen tu gasto mensual, tendrás libertad total. Si los ingresos pasivos superan tu gasto mensual, el exceso que no gastes, lo podrás ir invirtiendo aumentando así tus ingresos pasivos. Lo ilustro en el siguiente dibujo:

activo, pasivo e ingreso pasivo



El hecho de decidir avanzar hacia la Libertad Financiera te cambiará la vida. Lo que hoy puede ser una meta para ti, puede convertirse en un medio. De hecho, con altas probabilidades será una nueva forma de vida que te abrirá un mundo de infinitas posibilidades en el que te sentirás autorrealizado por el mero hecho de haber conseguido algo tan ambicioso como lo es tener la independencia financiera. Entonces, si decides caminar hacia allí, este es el momento de decidir lo siguiente: ¿qué vas a hacer cuando alcances la Libertad Financiera?